El pan es un alimento de enorme importancia y con un tradición e historia muy vinculada a la cultura gastronómica en España. Esta situación provoca que sea uno de los alimentos más demandados por parte de los consumidores que lo hacen a diario.

Muchas veces el pan se nos pasa y se queda duro. En esta situación se nos plantea la duda de si aprovecharlo para otros platos o tirarlo. Como es lógico desde Horno la Parra optamos por la primera opción, ya que, a pesar de haber comenzado a perder frescura un buen pan de Horno la Parra tiene vida después de la muerte y por ello, os vamos a ofrecer una serie de consejos y recomendaciones para aprovecharlo al máximo:

Elaboración de Croutones: Pica el pan en trozos del tamaño de dados. Calienta un sartén con un poco de aceite de oliva y saltea allí hasta tostar. Sirve para añadir a las sopas o caldos. Muy rico
Realizar Pan rallado: Rallar el pan y guardarlo en una bolsa bien cerrada. Úsalo por ejemplo para empanar. Es muy práctico y socorrido, además de ahorrarnos unos euros.
Elaborar Sopa de Cebolla: Este plato clásico francés deja ver su humilde origen al requerir pan duro para su elaboración. Está deliciosa.
Migajas crocantes: Similares a los croutones, pero más molidas. Trocea muy fino el pan, saltea en mantequilla con un poco de sal. Espolvoera sobre sopas cremosas o agrega a rellenos de pollo o pavo para dar textura.

Además, hay que apuntar que el pan duro también es ideal para añadirlo a la Sopa de Tomate, Gazpacho o Salmorejo, ya que dan consistencia a este tipo de platos.

En resumen, el pan es un alimento básico y con una segunda vida dentro de la gastronomía y si es de Horno la Parra te aseguras la calidad y el buen hacer con nuestra elaboración.