Se acerca el buen tiempo y son muchas las personas que quieren perder esos kilos de más que no les gusta. Dietas milagro, visitas al nutricionista o citas con el médico comienzan a ser una rutina. Objetivo: llevar una dieta sana baja en calorías para conseguir adelgazar. Pero, ¿se debe incluir el pan en esta dieta? Y la respuesta es SÍ. Ese dicho de ‘el pan engorda’ es un falso mito que se ha ido extendiendo por nuestra sociedad. Hoy les desmontamos esa leyenda urbana.

Según el estudio ‘Influencia del consumo de pan en la calidad de la dieta y hábitos alimentarios de adultos españoles’, elaborado por el equipo investigador del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, los cereales, entre ellos el pan, deben ser la base de la alimentación ya que es un grupo de alimentos que, en el contexto de una dieta equilibrada, se debe consumir en mayor proporción. Quienes consumen menos de dos raciones de pan al día tienen un perfil calórico más desequilibrado, ya que la mayor parte de las calorías las obtienen de los lípidos. De hecho, las personas con un mayor consumo de pan tienen hábitos alimentarios más correctos, por lo que las posibilidades de padecimiento de sobrepeso son menores.

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir entre 275 y 375 gramos de pan al día debido a su alto contenido en hidratos de carbono (principal fuente de energía), proteínas, vitaminas del grupo B y minerales (calcio, magnesio o potasio). Cada 100 gramos de pan aportan 230 calorías, lo que dista bastante de las cerca de 2.000 calorías que se necesitan consumir al día si se lleva una vida sedentaria. Por tanto, restringir su consumo habitual puede desequilibrar nuestra dieta y nos privaría de tener pautas alimentarias saludables.

En Horno La Parra  disponemos de una amplia variedad de productos, elaborados con los mejores ingredientes, que puede incluir en su dieta para adelgazar antes del verano.