Cuando vamos a la panadería, entre la amplia cantidad de tipologías de pan que encontramos en la actualidad (como ya contamos en un post anterior encontramos siempre un clásico: el pan integral, siempre asociado a personas que quieren cuidarse. Aunque no es el favorito de los consumidores, son muchos los beneficios que puede aportar a nuestra salud. ¡Vamos a conocerlos!

El pan integral, al elaborarse a partir de harinas sin refinar, conserva más nutrientes siendo más rico en fibra, vitaminas del grupo B y sales minerales. Ese alto contenido en fibra contribuye a la regulación de las funciones intestinales combatiendo así el extreñimiento. Además, la fibra insoluble ayuda a prevenir otras dolencias como el cáncer de colon.

integral-pan-post

Su consumo también está asociado a una menor prevalencia de enfermedades como la diabetes de tipo 2 (porque posee efectos directos sobre la resistencia a la insulina) o la hipercolesterolemia y las patologías cardiovasculares (puesto que reduce los niveles de colesterol en sangre). También disminuye el riesgo de obesidad ya que la fibra merma la ingesta de energía produciendo un efecto de saciedad y previene la ganancia de peso. Otros de sus beneficios son su alto contenido en fitoquímicos con capacidad antioxidante así como en magnesio.

En definitiva, aumentar la ingesta diaria de pan integral y, por ende, la de cereales integrales, aporta numerosos beneficios. De hecho, la Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de entre 25 y 30 gramos diarios de fibra como aspecto clave para llevar a cabo una dieta saludable.

Ahora que ya conoce todas sus bondades, sepa que en Horno La Parra contamos con una amplia variedad de panes integrales, es decir, una versión por cada tipología de pan, ya sean mini baguetinas , pepitos, catalán, gourmet, andaluza, mollete, barrita de leña, artesano o serrano.