Cómo afrontar la «vuelta al cole» con una buena alimentación

comida-saludable-niños

Las vacaciones de verano han concluido y los niños han vuelto de nuevo a su rutina, con la llegada del inicio escolar. ¿Sabes cómo ayudarles a afrontar la jornada de colegio?

Una buena alimentación es clave para que obtengan la energía suficiente que les permita hacer frente a la mañana de clases, los deberes, el peso de la mochila, las actividades escolares, etc.

Debemos tener claro que la dieta pensada para los niños debe ser sana, nutritiva, energética y por qué no, divertida.

Combinar estos elementos es difícil para muchos padres que escasean en tiempo. Por eso, uno de los aspectos primordiales debe ser la planificación paternal.

Se recomienda organizar el menú semanal con antelación para poder destinar el tiempo adecuado a la elaboración de cada comida. Optar por productos sanos y de temporada. Además, dejar que el niño se sienta partícipe en su alimentación, ayudando a escoger algunos productos.

Hay que respetar las 5 comidas diarias.El menú infantil debe incluir 5 raciones de frutas y verduras repartidas entre las diferentes comidas del día.

Empecemos por la más importante y que les ayudará a superar con creces la mañana en el cole: el desayuno. Existen estudios que demuestran que tan sólo un 7,5% de los niños toman un desayuno equilibrado.

El desayuno es básico e imprescindible. Con los alimentos adecuados, aportará la energía suficiente para lidiar con éxito las clases y no provocar sensación de cansancio, pesadez o falta de concentración; algo que repercute negativamente en el proceso de aprendizaje de los niños en edad escolar.

Un desayuno completo debe incluir lácteos, cereales y frutas. Y debe suponer entre un 20 y un 30% de la ingesta calórica diaria total.

Los lácteos son imprescindibles porque aportan proteínas, vitaminas y minerales. Aquí podemos ofrecerlos en forma de leche, yogures, quesos, etc.

Los cereales son la fuente principal de hidratos de carbono, que proporcionan una importante cantidad de energía. Pueden incluirse en forma de pan o cereales de desayuno.

Las frutas son fundamentales por su aporte en azúcares y agua.

A media mañana, debemos ayudar a que los niños repongan fuerza para la recta final de las clases hasta la hora del almuerzo.

Se trata de un tentempié saludable: un sándwich, un mini bocadillo, una pieza de fruta o incluso un lácteo; son las mejores opciones para esta comida.

Este almuerzo debe aportar entre un 5 y un 10% de la energía total diaria y es una reposición de fuerzas para terminar de pasar con éxito la mañana en el colegio.

Si sigues estas recomendaciones, te asegurarás de que los niños se encuentren en pleno rendimiento tanto físico como intelectual para asimilar con creces la vuelta al colegio. Y recuerda, cuidar de la alimentación de los niños en edad escolar es una de las principales responsabilidades tanto de los padres como de los centros escolares y les ayudará a adquirir hábitos saludables que marcarán el resto de sus vidas

Deja un Comentario

Deja una respuesta

Categorías

Horno la Parra

Masa Madre Activa

Medios

Panes

Recetas

Salud

Sin categoría

Sorteos

Recetas Similares
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?