¡Que viva la merienda!

merienda-hornolaparra

Sin duda, la merienda en la gran olvidada dentro de las cinco comidas que debemos realizar al día. Y esto es porque le concedemos poca importancia a la ingesta que realizamos entre el almuerzo y la cena, al considerarnos ya satisfechos. Pero hoy queremos recordarte, la gran importancia que tiene la merienda y por qué no debemos pasarla por alto. Además, te vamos a proponer una serie de ideas que te ayudarán a realizar esta comida de forma saludable. ¡Atentos!

Saltarse la merienda, implica pasar un amplio intervalo de tiempo en ayuna desde el almuerzo, hasta la cena. Esto nos hace que lleguemos a la cena con demasiada hambre e ingiramos más comida de la que se recomienda para este momento.

Los expertos en nutrición proponen que  la comida del mediodía y la cena no supongan más del 60% de los aportes energéticos necesarios para el día. El porcentaje restante, deberá proceder de las otras tres comidas, correspondiendo un 15%  a la merienda.

Por eso, es tan importante esta comida vespertina, ya que supone un aporte nutritivo necesario para poder seguir haciendo frente a las actividades del día a día. Además ayuda al mantenimiento de niveles constantes de glucosa en sangre y evita el consumo de las reservas propias del organismo.

La merienda supone una recarga de energía muy útil para continuar con la jornada o emprender actividades físicas como ir al gimnasio o practicar deportes al aire libre.

Una merienda ideal, debe incluir alimentos variados y ricos en nutrientes. Se debe evitar consumir alimentos excesivamente calóricos o ricos en grasas saturadas y azúcares refinados. Lo ideal es incluir leche o derivados, frutas y cereales. Por ejemplo,  una macedonia de frutas, un vaso de leche, yogures desnatados o sándwich y bocadillos.

El pan es una gran idea para la merienda ya que aporta fibra y energía, además de vitaminas y minerales.Una buena idea es una tostada de pan integral con puré de aguacate medio bocadillo de queso, pechuga de pavo y tomate. Podemos acompañarlos de un zumo de naranja natural o de un vaso de leche desnatada.

También es importante cuidar las cantidades en esta ingesta, que no deben ser desorbitadas para evitar el exceso de calorías o anular el hambre para la cena. Asimismo, no debemos dejar de planificar de forma semanal nuestras meriendas y en la compra, dedicar un tiempo para seleccionar los alimentos más adecuados para esta comida.

Y tú, ¿qué vas a merendar hoy?

 

Deja un Comentario

Deja una respuesta

Últimas recetas

Categorías

Horno la Parra

Masa Madre Activa

Medios

Panes

Recetas

Salud

Sin categoría

Sorteos

Recetas Similares
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?