Día Mundial del Pan: una fuente importante de hidratos de carbono

Hay días mundiales para todo y el pan no podía ser menos. El pasado 16 de octubre fue el Día Mundial del Pan que, creado por la Federación Internacional de Panaderos (UIB) para dedicar un día a la historia y futuro de este elemento esencial de nuestra alimentación, compartir el trabajo de su elaboración entre panaderos e intercambiar pareceres sobre la materia prima con la que se elaboran todas las variedades actualmente existentes.

bread-pan

Aunque últimamente se asocia (erróneamente) al pan con el sobrepeso, la Organización Mundial de la Salud insiste en que la ingesta de este alimento básico de nuestra dieta mediterránea debería ser de 250 gramos al día debido a sus valores nutricionales. De hecho, para resaltar sus beneficios, la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (CEOPAN) tiene en marcha una campaña llamada Pan Cada Día para promover el consumo de este alimento que ha acompañado al hombre a lo largo de su historia. Este año, el tema principal ha sido la importancia de los hidratos de carbono y, en concreto, del pan y los cereales en la alimentación de los deportistas.

El pan pertenece al grupo de los cereales, que son el tipo de alimentos nutricionalmente más completos, de los más baratos e inamovibles de la base de la pirámide nutricional. Entre sus valores nutricionales destaca su contenido de proteína vegetal, entre un 10 y 20% de fibra, abundante cantidad de hidratos de carbono complejos, bajo nivel de grasa, variedad de minerales (calcio, fósforo, magnesio o potasio) y vitaminas (hidrosolubles del Grupo B) así como componentes bioactivos y antioxidantes. Por tanto, incluir el pan en cada una de las comidas implica cubrir las cinco o seis raciones diarias de hidratos de carbono recomendadas por los especialistas.

Esperamos que por el Día Mundial del Pan haya servido para apelar a la conciencia de los consumidores sobre la importancia del pan y que continúen o incrementen su ingesta diaria. En Horno La Parra contamos con numerosas variedades en nuestro Catálogo de Productos para que nunca se canse de este preciado alimento.

Por | 31 de octubre de 2016|Panes, Sin categoría|

El desayuno de los campeones

La vuelta al cole, al trabajo, a las actividades extraescolares, al gimnasio, etc… Ya sea adulto o niño, retomar las obligaciones requiere que el organismo esté en condiciones óptimas y tener mucha energía para afrontar las tareas cotidianas. Para ello, el desayuno es un aspecto esencial para comenzar el día con fuerza, ya que aporta muchos beneficios al organismo para afrontar la jornada y rendir adecuadamente. Pero hoy queremos hacer hincapié en la importancia de incluir pan en la comida más relevante del día.

pan-desayuno

En primer lugar, por su contenido nutricional. Incluir pan en el desayuno implica tomar una buena dosis de carbohidratos complejos, ya que los alimentos farináceos son ricos en hidratos de carbono que, una vez consumidos, nuestro organismo los transforma en glucosa. Ya sea normal, integral o tostado, el pan debería protagonizar los desayunos completos y sanos, ya que sustituye otras elecciones menos saludables como las galletas, la bollería, cereales azucarados o dulces.

Otro motivo esencial para incluirlo es por la variedad de ingredientes con los que se puede combinar, ideando así desayunos para todos los gustos y necesidades: dulce, salado, proteico, energético, vegetariano, etc. Para los más golosos, existen numerosas opciones, desde la tradicional tostada de mantequilla con cualquier tipo de mermelada, pasando por la barrita de queso fresco con miel, hasta la rebanada untada con chocolate, dulce de leche o incluso leche condensada.

Para los que quieren cuidarse, una buena opción es untar tomate natural triturado con unas gotas de aceite de oliva virgen extra sobre un delicioso mollete andaluz. Otra exquisita combinación es pan tostado o integral con aceite de oliva, rodajas de tomate natural y unas finas lonchas de jamón ibérico o pescados en conserva, ricos en omega 3. Verduras asadas o setas al ajillo es una combinación muy adecuada para los vegetarianos. Y para comenzar el día con una dosis extra de energía, siempre queda el sándwich mixto de jamón y queso y, por qué no, un bocadillo de tortilla francesa o restos de la tortilla de patata de la noche anterior.

No olvide que en Horno la Parra disponemos de una amplia variedad de panes elaborados con ingredientes de alta calidad. No deje de visitar nuestro catálogo de productos y elija el pan que más le guste para su desayuno.

Por | 14 de octubre de 2016|Panes, Sin categoría|

Un pan para cada plato, ¿cuál elegimos?

Como ya contamos en un post anterior, el pan es uno de los alimentos más diversificados, con cada vez más tipologías en las modernas ‘boutiques del pan’. Pero, ¿cuál es el más adecuado para cada variedad culinaria? ¿Cuál es el que mejor marida con un asado de cordero? ¿Y el más apropiado para tomar con unos ibéricos?

pan-clases

Para mejorar la armonía de la comida, debemos saber qué tipo de pan usar con cada elaboración culinaria para disfrutar mucho más de todos los sabores. Solo es necesario un poco de imaginación y sentido común, claves para triunfar en la cocina. Aun así, les damos unas pistas para acertar con el formato:

  • Aperitivos: colines, picos o regañás.
  • Embutidos suaves o queso poco curado: pan sabroso, ya sea con cereales o semillas) o tipo viena, gallega, candeal, andaluz.
  • Ibéricos: pan de hogaza o de chapata o también picos y colines para contrastar con la salinidad.
  • Quesos fundidos: pan payés.
  • Verduras: baguette o mollete.
  • Arroces: pan payés o candeal, porque su miga es más compacta.
  • Cocidos y potajes: pan integral, por el intenso sabor de estos platos.
  • Pulpo con patatas: hogaza gallega
  • Pescados: panes con aceite o molletes
  • Ahumados: pan de centeno, ya que la miga es algo más ácida, por lo que contrasta con el sabor de, por ejemplo, el salmón ahumado.
  • Platos con salsa: panes con miga (como el de chapata o candeal) para empaparla bien de ‘pringue’.
  • Platos con sabor fuerte o muy especiados: pan blanco (sin semillas) con sabor suave para no sobreponerse al sabor del plato (baguette, vienesa, candeal).
  • Carnes de sabor fuerte y asados (cordero): hogaza castellana o pan candeal.
  • Bocadillos: pan de corteza crujiente que soporte el peso de los alimentos que van dentro. Recuerde que en Horno la Parra contamos con un amplio catálogo con numerosas variedades de pan elaborados con materias primas de calidad superior.
Por | 23 de septiembre de 2016|Panes, Sin categoría|